Jul 15, 2021

Cuando la educación en anestesiología se degrada, aumenta la inseguridad del paciente

Cuando la educación en anestesiología se degrada, aumenta la inseguridad del paciente

La Asociación Neuquina de Anestesia, Analgesia y Reanimación (ANAAR) respalda y acompaña las declaraciones públicas de las médicas y los médicos residentes de anestesiología del Hospital Provincial Neuquén, Dr. Eduardo Castro Rendón. Es nuestra prioridad que los residentes reciban una educación de calidad para que no se descuide ni se ponga en riesgo la seguridad del paciente.

¿Por qué se degrada la formación en anestesiología y cómo impacta en la seguridad del paciente?

1.      Porque los residentes están recibiendo una formación incompleta

En nuestra profesión la excelencia es primordial y estamos preocupados por las dificultades que están teniendo estos médicos y médicas para realizar correctamente su proceso de formación. A pedido del Ministerio de Salud de la Provincia de Neuquén, la Secretaría Científica de ANAAR realizó un trabajo de investigación que concluye que por la pandemia no están dadas las condiciones para que los anestesiólogos y anestesiólogas puedan acceder a la educación que necesitan. No se están cumpliendo los estándares mínimos de competencias que la cartera sanitaria nacional estipula para esta especialidad.

A pesar de esto, las autoridades decidieron seguir adelante con el llamado a seis profesionales para incorporar a la residencia, sin contemplar los resultados de este estudio y haciendo caso omiso al reclamo de los médicos y las médicas en formación que manifestaron su preocupación con esta convocatoria.

2.      Porque hay escasez de cirugías y superpoblación de residentes 

Los argumentos de los residentes están basados en las imposibilidades físicas que tiene el nosocomio para recibir nuevos profesionales, teniendo en cuenta que por la pandemia disminuyó drásticamente la cantidad de cirugías. Además, son 16 residentes para 4 quirófanos disponibles. Si llegaran a sumarse seis profesionales más, llegarían a veintidós (22) los médicos y médicas residentes. El resultado de todos estos factores es: sobrepoblación, menos tiempo de práctica y degradación en la calidad del aprendizaje.

En definitiva, esta situación pone en riesgo la seguridad de los pacientes, y las médicas y los médicos anestesiólogos de Neuquén estamos convencidos de que la seguridad médica es un derecho que no podemos abandonar.

Por todo esto, apoyamos a los médicos y médicas de la residencia en Anestesiología del Hospital Provincial Neuquén en sus demandas y le exigimos a las autoridades del Ministerio de Salud que den una respuesta urgente a esta problemática, garantizando una formación de calidad y el nivel de seguridad que le corresponde a los pacientes.

X